Crea un Balance
23 septiembre, 2021
Haz que los momentos cuenten
22 octubre, 2021

La Serenidad nos permite afrontar situaciones difíciles e inesperadas en nuestra vida.
Una persona serena es una persona pacífica, en paz con su entorno, con los demás, consigo misma y con sus propios sentimientos.

El futuro es impredecible. Por ello, hay que ser previsor ante las situaciones difíciles viviendo con sobriedad y sensatez, fomentando el ahorro sistemático que facilite enfrentar lo impensado.

Practicar la meditación es practicar la serenidad. Nos ayuda a conocernos mejor, a estar en unión con todo lo creado permitiéndonos encontrar la paz interior.

El ejercicio físico es un liberador de tensiones que produce bienestar y tranquilidad espiritual. Practicar algún deporte nos llena de satisfacción y de vigor para enfrentar lo imprevisto.

Somos únicos e irrepetibles con una misión que cumplir, la vida nos muestra el camino y nosotros estamos ahí para transitarlo.

“Señor, dame Serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,
Valor para cambiar las que puedo,
y Sabiduría para distinguir la diferencia.”