¿DÓNDE ESTÁ LA FELICIDAD?
19 octubre, 2022
ESTIMA Y AFECTIVIDAD
24 noviembre, 2022

La benevolencia es un sentimiento de compasión hacia el débil, el desprotegido. Algo momentáneo que nos lleva a dar una limosna, una ayuda, a tener un gesto compasivo. Pero existe también la benevolencia como actitud habitual lo cual se trasforma en una actitud moral. Por lo que ser benevolente nos lleva a eliminar toda actitud de desigualdad, discriminación y violencia hacia hombres, mujeres, jóvenes y niños.

Las personas tienen un valor por sí mismas. Tienen un valor real propio.

Ser benevolente quiere decir que nos importa que los seres humanos vivan a plenitud sus cualidades, sus oportunidades igualitarias, sus derechos protegidos por leyes y por sus autoridades que las hagan cumplir.

En las personas, nos reconocemos a nosotros mismos. La benevolencia nos mueve a ayudar a que las personas sean, se realicen.

La persona puede ser un medio, para lograr algo, pero, sobre todo, es un fin que la lleva a realizarse a sí misma.

¡Sé tú mismo, llega a ser lo que eres!