La ciudad en que vivimos

CREATIVIDAD
24 noviembre, 2020
Un nuevo comienzo
11 enero, 2021

Nuestra ciudad se ve ya invadida por la mercadotecnia propia del tiempo navideño y del fin de año que se avecina.
Las campañas publicitarias nos hacen presa de una histeria colectiva que nos reta a ver quién gasta más en el regalo más original, de moda, de alta tecnología y costoso.
Será la oportunidad de poner nuestras tarjetas de crédito al tope, como si esto se transformara en un aumento de nuestro salario.
Parece que aquella motivación de “regale afecto” no tiene gran aceptación en las familias y sociedad de hoy. Tenemos que hacernos presentes con un regalo.
Usemos nuestra creatividad para regalar. Siempre habrá detalles con los que hagamos sentir demostraciones de cariño. Sin el poder económico, ni la arrogancia.

LOS REGALOS HOY EN DÍA
Ser responsable es reconocer y aceptar las consecuencias de los hechos que realizamos libremente.

Regala aquello que:
• Despierte la imaginación y la creatividad.
• Invite al dialogo y convivencia familiar.
• No incite a la violencia y al egoísmo.
• Fortalezca las relaciones sociales.
• Eduque y forme el carácter de la persona.

REFLEXIÓN ¿Cómo va nuestro Plan de Vida?

Seguir el plan nos da la oportunidad de fortalecer aquellos valores a los cuales restamos importancia… pero estos mismos lograrán hacernos mejores personas.

Responsabilidad
“Se puede delegar la autoridad pero no se puede delegar la responsabilidad”
Bryon Dorgan

REPASANDO NUESTROS VALORES

A partir de este mes, nuestras calles, edificios, casas, tiendas, anuncios panorámicos, etc., se llenarán de un diseño y colorido especial propio de las fiestas navideñas y de fin de año.
El Valor Estético que estudia el significado de la belleza en general, nos mueve a conceptuar lo bello como aquello que gusta a quien lo observa, rechazando también aquello que le disgusta y resulta antiestético.
La belleza es subjetiva y sensible y cada uno establecemos un juicio o criterio con el cual apreciamos la belleza.
Por tal motivo, este es un tiempo propicio para desarrollar cada uno de nosotros nuestra sensibilidad de artistas adornando nuestra casa, nuestro jardín, poniendo el nacimiento como una obra de arte. Incluso en la cocina y en la repostería podemos
expresarnos. Escuchar música propia del tiempo nos invita a sentir emociones y recuerdos. que le dan valor a nuestra vida personal y familiar.